Los trabajadores de la UCI del CHUAC denuncian falta de personal

Los trabajadores de la UCI del CHUAC denuncian falta de personal
Compartir

Los trabajadores de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del CHUAC (Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña) se han manifestado hoy al mediodía delante del propio hospital en protesta por la falta de personal y la falta de profesionales expertos en críticos. Criticaron, además, la falta de inversión en formación, que con el atenuante de la crisis del COVID-19 ha generado un sistema de contratación y de recortes que impide la correcta formación de los trabajadores.

Los manifestantes afirmaron que esas ausencias de formación se cubren con rotaciones constantes de los profesionales o doblando turnos y cambiando horarios muchas veces, de modo que la organización habitual dificulta mucho el trabajo. También contaron que las tecnologías y conocimientos avanzan mucho en ese ámbito, pero los profesionales deben invertir el poco tiempo libre que tienen en formarse por su cuenta, sin que exista un interés real del hospital en formarlos o en ayudarlos para mejorar.

Del mismo modo, señalaron que la falta de personal durante la pandemia hizo que tuvieran que renunciar a sus días libres, y que no se tuvieran en cuenta sus necesidad personales y/o familiares. En declaraciones para Europa Press, Manuel Porteito, uno de los portavoces de los trabajadores de las unidades de críticos -que son más de 400-, ha explicado que no obtienen respuesta cuando reclaman sobre aspectos como la contratación profesional o la formación de los trabajadores. A pesar de que, como explica, llevan años reclamando para mejorar la calidad de la asistencia.

Del mismo modo, Porteiro ha pedido respeto y dignidad para los trabajadores de todas las unidades de críticos -UCI, REA y más-, reivindicando su necesidad de «contratos estables». También, los manifestantes solicitaron reunirse con el gerente del área sanitaria de A Coruña, y a la dirección del hospital, que se les tenga en cuenta a la hora de tomar decisiones. Aunque, afirma, no les contestaron. Pero no desfallecen. Si no se les escucha en esta situación, seguirán protestando, afirma Porteiro.