La Policía trabaja en las pruebas testificales y el volcado de datos del caso Samuel, sin descartar más detenciones

La Policía trabaja en las pruebas testificales y el volcado de datos del caso Samuel, sin descartar más detenciones
Compartir

La Policía Nacional mantiene la investigación abierta por el caso de Samuel Luiz, el joven que falleció tras una paliza en la madrugada del 3 de julio en el paseo marítimo coruñés, y centra su trabajo «en todas las pruebas testificales» y también en el volcado de datos obtenidos de medios como redes sociales.

Así lo ratificó hoy viernes el delegado del Gobierno en Galicia, José Miñones, a preguntas de los periodistas, coincidiendo con un acto en Santiago de Compostela. Respecto a posibles nuevas detenciones, Miñones ha insistido en que la investigación no se cerrará hasta que se tenga «a todos los presuntos autores puestos ante la justicia, que es el objetivo». Por ello, ha dicho que «lógicamente» se pueden producir «más detenciones». No obstante, ha apelado a «dejar trabajar con calma» a la Policía para que puedan «cerrar el caso».

En cuanto a las pruebas de ADN pendientes y el volcado de datos extraídos, entre otros, de redes sociales, ha manifestado que se trata de una «investigación bastante ardua», pero que, de acuerdo con los plazos fijados por los investigadores, «a lo largo del mes de agosto y primeras semanas de septiembre» esperan poder tener esa información.